Significado del color Esmeralda

Color Esmeralda

Uno de los colores más intrigantes y, al mismo tiempo, de los más bellos y hermosos es el color Esmeralda. Asociado a infinidad de objetos y sensaciones es una tonalidad que no deja a nadie indiferente. Se le podría adjudicar una rica variedad de matices y según para qué culturas, propiedades mágicas y misteriosas. Así que vamos a adentrarnos dentro del significado del color Esmeralda.

El origen del color Esmeralda

La Esmeralda, el color de la vida, de la felicidad, de la esperanza. Ya desde culturas milenarias era un valor muy apreciado y al que se le adjudicaban poderes curativos y especiales. El origen de su nombre se remonta a los persas ya que Esmeralda significa; piedra verde. Además de los persas, los egipcios ya le habían encontrado su fascinación particular y eran los encargados de extraerlas de las minas para su reina Cleopatra.

Su simbología es tanta que nos quedaríamos cortos para abarcarla por completo. Al tener unas tonalidades tan verdes es fácil asociarla con la naturaleza, la frescura y la juventud. Para los romanos, la Esmeralda era la piedra vinculada a la diosa Venus de la belleza y el amor. Dentro de las creencias de lo sagrado, este color simboliza la unión perfecta y el amor verdadero entre dos personas.

Pero no sólo en la antigua Europa se la veneraba, ya en el Nuevo Mundo, la Esmeralda era idolatrada por Incas y Aztecas. Se le entendían poderes curativos y mágicos, alejaba de los malos espíritus y tenía efectos calmantes. En la actualidad esa tradición o creencia se ha ido pasando y modernizando al mismo tiempo que las culturas. Tanto es así que usar un color verde Esmeralda aporta beneficios físicos y espirituales.

Significado del color Esmeralda en el hogar

Encontrar este color dentro del mundo de la decoración y la joyería es algo de lo más habitual. Es una tonalidad de lo más agradecido que se puede encontrar porque sus variantes son muchas y especiales. En el hogar es el color ideal para vajillas y complementos decorativos o textiles. En el ámbito del lujo, una Esmeralda en solitario o acompañada del oro es símbolo de distinción y elegancia.

Definitivamente pocos colores existen que tengan tanta riqueza de simbología y utilidades. Poner en tu vida un color Esmeralda es garantía de lograr esa paz y tranquilidad exterior que andabas buscando. Es conseguir el equilibrio perfecto entre la parte física y la mental, tan necesaria a día de hoy. Frescura y vitalidad se unen en un delicado conjunto que, al mismo tiempo, es símbolo de fuerza y juventud.